Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/66

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
LXII

da carece esta prueba de fundamento, y la niega una circunstancia relativa al cumplimiento de la disposicion testamentaria. En los primeros años, Beatriz percibia en Córdoba de don Diego Colon una pension de diez mil maravedís; mas adelante, cuando los pagos se hicieron con irregularidad, se abstuvo de reclamar, y habiendo él cesado de remitirla fondos por espacio de muchas anualidades consecutivas, observó igual conducta. Nunca se tomó el trabajo de recordarle su neglijencia, y fué menester que él mismo concluyera por volver en sí de su olvido.[1] Tan poco apuro en pedir atrasos, y tan noble silencio nos parece que refutan lo de la estremada escasez.

 El no ser noble no podia tampoco impedir este casamiento, porque segun lo confiesan todos los historiadores, Beatriz era de una familia ilustre.[2] Solo Spotorno quiere que sea á la inversa sin pensar en que uno que fué cómplice suyo y al cual en su calidad de español no puede escaparse, ni dudar de un hecho tan notorio la llama: "Doncella noble y principal." Su posicion la colocaba naturalmente en evidencia, su hermano materno, Rodrigo de Arana, tenia fama en Córdoba, y el historiógrafo imperial dice, que era un "cumplido caballero."[3] Ademas su sobrino Diego de Arana que acompañó á Colon en su primer viaje, en calidad de Juez de flota,[4] debia ser de nobleza muy esclarecida,

  1. Pleito. Memorial ajustado sobre el hecho.
  2. "Doña Beatriz Enriquez doncella noble y principal de aquella ciudad." Navarrete. Disertacion sobre la historia de la náutica, parte tercera, § 19. fól. 152.
  3. Oviedo. Historia natural y jeneral de las Indias, lib. II. cap. XII.
  4. Ramusio dice, que era un honrado caballero de Córdoba.