Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/305

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 310 —

Carabantes, para que examinasen las cuentas, presentadas por don Tadeo Cortés, del lazareto que acababa de terminarse, en dicha ciudad, en 1834.


§ II.


Entre los hechos que se relacionan con nuestra tesis, acaecidos en el último decenio colonial, son muy pocos los que merecen consignarse:

Con motivo de la reorganización de los estudios de cirugía en las universidades de la península, se imprimió, en 1803, un programa de enseñanza y se publicó en Chile el plan del «Nuevo real establecimiento para gobierno del Monte-Pío de los Cirujanos del Ejército y Catedráticos de los Reales Colejios de Cirujía.» [1]

Todas estas reformas eran letra muerta en nuestra Universidad, en vista de la indiferencia con que se miraban los estudios de tan interesante profesión.

El virrey Abascal, en 1809, pretendió clausurar la sección de Medicina de la Universidad de San Felipe, por la escacez de alumnos que había en esta colonia, y pidió que los interesados podían ir á matricularse á la Universidad de Lima y que se trasladase á dicha ciudad la renta necesaria para sostener los estudios de los alumnos chilenos.

Esta proposición fue muy censurada y ocasionó unánimes protestas, aunque en realidad de verdad no se merecía tener una cátedra de Prima, cuando su subsistencia, en muchos años, fue sólo nominal. La revolución nacional dió término á este hecho que, quizás, en período normal, se hubiera realizado.

El protomédico Dr. José Antonio Rios, pasó en estas circunstancias un oficio á la superioridad, dándole cuenta del verdadero estado de los estudios médicos en Chile:

«En este querido Reyno, dice, hay escogidos talentos y superiores ingenios que con el cultivo i aplicacion pueden hacer notables progresos en la medicina; la lástima es que con una preocupacion perjudicial juzgan los chilenos por indecoroso el estudio de una facultad tan noble, que en juicio de muchos doctores disputa ventajas de nobleza a la jurisprudencia; a esesta facultad se dirije la aplicacion de la juventud de este Reyno, siendo raros los que estudian la medicina.» Presenta en se-

  1. Arch. del M. del I.—Vol. 750.