Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/353

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 361 —

1.° Queda extinguido desde hoy el establecimiento literario conocido con el nombre de Universidad de San Felipe.

2.° Se establece en su lugar una casa de estudios generales que se denominará Universidad de Chile.

3.° Este establecimiento se situará en el nuevo edificio construido con este objeto.

4.° Se trasladarán igualmente á este edificio, la Biblioteca y Museo Nacional, el gabinete de Historia Natural, la Academia de Jurisprudencia i los demas establecimientos literarios que existen en la capital.

5.° Interín se establece la Superintendencia de Educación Pública, se dicta el Plan General de Educación Nacional i se publican las ordenanzas de la Universidad de Chile, ejercerá las funciones de rector de ésta, el que lo es actualmente de la Universidad de San Felipe i se continuarán confiriendo los grados literarios i tendrán lugar las pruebas literarias, con arreglo al plan de estudios del Instituto Nacional i Constitución de la Universidad de San Felipe; y

6.° Se trasladarán, inmediatamente, al nuevo edificio, el Archivo i muebles de la Universidad de San Felipe, i su rector hará entrega personal del edificio antiguo al Intendente de la provincia de Santiago.

Publíquese i comuniquese.—Prieto.—Mariano de Egaña

Con motivo de tan importante acuerdo, se notó desde los primeros momentos una general reacción en la instrucción nacional, aunque sus bienes palpables no comenzasen sino en 1843, cuando inició sus tareas, á la cabeza del adelanto literario y científico, la nueva Universidad de Chile.

Con todo, este acto de resurjimiento intelectual fue benéfico y de trascendencia para la juventud estudiosa.

En el curso de medicina que tantos obstáculos sobrellevaba aún, se esforzó la acción de maestros y alumnos para darle término, honrosamente. Las enfermedades y ausencias temporales de la ciudad de algunos profesores sin que se les hubiese nombrado reemplazantes habían demorado é interrumpido la continuación normal de las clases.

El excesivo trabajo profesional y las muchas horas que les quitaba la Escuela, obligaron, primero al Dr. Blest, á presentar su renuncia de profesor, en nota á don Manuel Montt de fecha 9 de Febrero de 1838, y después al Dr. Sazie, en 1839, siendo reemplazados en sus clases, privadamente, por el Dr, Morán mientras duró la ausencia de estos profesores. Después de algunas reglamentaciones internas de la Escuela y después de que el Gobierno hubo aumentado el honorario á 800 pesos,