Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/460

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 472 —

dos por los Drs. Blest y Sazie, y que sus clases terminarían en tres meses; que daban tres lecciones á la semana empleando dos horas en cada lección y que no debían empezarse cursos todos los años sino de dos en dos, á no ser que se duplicase el número de profesores; que el catedrático Lafargue contaba con 13 discípulos, entre alumnos y oyentes, de modo que el total de cursantes llegaba á 17, sin contar los cinco alumnos del difunto Dr. Morán que, aunque examinados y aprobados, se hallaban sin catedrático, el que se conseguiría en tres meses, ó antes si el Gobierno lo hallase por conveniente.

En Abril de 1843, estudiaban en el Instituto, 160 alumnos internos y 462 externos; de estos 38 cursaban química y botánica médicas y demas ramos del plan de estudios.

El 19 de Abril de 1842 escribía el rector Puente que, á fines del año anterior, habían rendido examen los alumnos del Sr. Bustillos y que habiendo salido algunos de estos reprobados no se sometieron á nuevo exámen, después de dos meses, abandonando las clases.

El curso de farmacia no estaba en regulares condiciones, pues los estudios eran más bien teóricos. El profesor Bustillos, informó al rector, en Mayo de 1842, de que la clase de química se hallaba sin más útil que una máquina eléctrica, y pidió un laboratorio con buenos hornos de copela y de fuelle, reactivos por vía húmeda y seca, etc, y libros de estudio y consulta como ser los «Anales de Química y Física» desde el año 1830.[1]

Los estudios de este curso duraban tres años: el primero se dedicaba exclusivamente á la química, el segundo á la botánica y á la zoología relacionada con la farmacia, y el tercero, á la aplicación de los conocimientos adquiridos al estudio propio de la farmacia; después de estos tres años debían practicar dos en una botica. Los exámenes se rendían en el Instituto y

  1. En Octubre de 1843, llegó al país don León Crosnier, profesor contratado de química, para el Instituto, quien trajo una serie de libros nuevos sobre química inorgánica y orgánica, análisis, ensayos, etc, los que le fueron comprados por el Gobierno y puestos á disposición de profesores y alumnos en la biblioteca de dicho establecimiento.—(El Inst. Nac., por Domingo Amunátegui Solar.—Ob cit).

    Los primeros gastos de útiles para los estudios anatómicos fueron hechos en 1834 por el profesor Morán; entre otras cuentas se mandó pagar una al señor Bustillos por aparatos para disección de cadáveres y desinfección del aire, en la clase de anatomía.

    En 1841, se gastaron dos partidas una de $ 114 y dos reales, y otra de $ 86 para útiles de la clase de anatomía y fisiología.

    En química y farmacia, su profesor consiguió instalar un modesto laboratorio que distaba mucho de satisfacer las necesidades prácticas de esos ramos.