Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/74

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 70 —

Al tratar de la cachanlagua—que denomina jentiana cachanlahuen—rectifica á las memorias presentadas á la Academia de Ciencias, en 1707, por Bomaré, que dicen que la referida planta es originaria de Panamá y Guayaquil, diferente de la centaura menor, en cuyo género está comprendida, por ser el vástago redondo, los ramos contrapuestos de dos en dos y situados casi horizontalmente y en que sus hojas sólo tienen un nervio. Recomienda su infusión amarguísima como específico para las enfermedades de la garganta, reputándola como un buen sucedáneo del té de la China. Sigue enumerando una larga serie de plantas medicinales con la descripción de sus aplicaciones, reuniendo un atrayente capitulo de interés botánico y médico.

Sobre esta misma planta los exploradores Duclés y Bougainville hicieron estudios y ensayos de importancia para aquel tiempo. [1]

El siguiente resúmen de plantas chilenas lo hemos sacado de las diversas historias de la época, citadas anteriormente:

El canelo, drimys chilensis, usado en aplicaciones externas en toda clase de tumores, ha sido el árbol sagrado de los machis y dugales.

El quinchamalí, quinchamalium specie, como secante de heridas, como emenagogo, tónico y depurativo. Rosales llama á esta planta reina de las yerbas, tanto por sus virtudes como por vestirse de púrpura su flor.» Su nombre proviente del de un cacique, famoso herbolario que generalizó el uso de esta planta.

Quinchamalium Molina, se llama ahora á este género por ser formado por el sabio Molina, que, según Gay, incluye varias especies parecidas entre sí y dotadas todas de virtudes vulnerarias bastante enérgicas; los habitantes las usan con mucha frecuencia para las enfermedades interiores ó cuando hay apostemas, extravasaciones de sangre, etc.

La cachanlagua, erythrea chilensis, la usaban en los «dolores de costado» y como purificador de la sangre; su uso es muy extendido y uno de los más conocidos por los naturales.

La goma de pehuén, araucaria imbricata, contra la ciática, contusiones, úlceras, fríos y pasmos, en parches. [2]

El maitén maitenes tevaria, como purgativo.

  1. Pernetty.—Viag. t. I.
  2. El pehuén ó araucaria imbricata, que dá el conocido fruto el piñón, es la planta chilena más admirada y estudiada por los antiguos naturalistas. (A. imbricata. Pav. in. Med. Acad. Med. t. I. pág. 197. Lambert.—Link. in Linn, XV. pág. 542.—Pinus araucaria, Molina.—Dombeya chilensis, Lam., Encycl., t. II, pág. 301.—Olymbrea quadrifolia, Salisbury.