Página:Italia desde la batalla de Pavía hasta el saco de Roma.djvu/44

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
32

macia con Y. Ces. Mag. por la mala demostración que han hecho en lo que tocaba á su servicio y están con algún temor, y no cesan entre ellos de platicar una unión para en caso que V. M. quisiese tomar emienda y castigar algunos dellos por su error. Yo digo que V. M. es dotado de tan Real condicion y es tan católico que olvidará todo lo pasado y hará libro nuevo y pensará en poner paz en toda la christiandad y en asentar las cosas de Italia, de suerte que cada cual goce de lo que justamente le toca y que no deben temer de nada. V. M. lo mandará mirar como conviene á su imperial estado y servicio... La infanteria española se es comenzada de amotinar pidiendo que les paguen lo que se les debe...

 »Somos á los 4 de Abril y es vuelto el bergantin que envié á reconocer el armada francesa, á la quel dexó partida y á la vela delante de Pisa el postrero dia del mes pasado y va hacia Provenza y en ella se son embarcado los Alemanes y Rienço de Cheri.

 »En este dia he recibido cartas de Milan hechas ayer y no dicen otra cosa sino que el Visorrey y el Marques de Pescara eran idos á Peciguiton á ver al Rey de Francia y aun no eran vueltos.»