Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 1.djvu/53

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


PF‘.RF.(‘-RINACIONES 53

Y tendiondo la mano haicia Ins se1”101°as:—Dm‘1a Eulalia Vera, mi esposa, S0rCa1*me1a, mi hija.

Y Li este iiltimo nomhre, su acento ligero y petulante se torné sombrio y doloroso.

Saludé {L mi Vez; pero en tanto que hacia cumplidos ti. la una, mis ojos no se apartaban de la otrag y mientras don Fernando Villanueva, cont-inuando su presentacion, decia:

—E1 sefior Vargas, gobernador de Calamag 10s sefiores Eduardo y Manuel, sus hijos-, e1 doctor Mendoza. una de las mas luminosas antorchas de la ciencia—y0 apenas 10 escuchaba.

—S0r.’—murmuraban mis laibios, contemplando {L la misteriosa jéven que marchaba :1 mi lado, envuelta en su ivaporosa tiinica, 307'.’ una monjal

Ylaluz que al través del doble V010 "radiaban aquellos qjos negros parecia alunxibrar on mi mcnte las ardientes palabras de la carta que habia leido la \'ispe1'a; y siempre la imzigen del bello cubano venia J1. mezclarse ala romaintica leyenda que forjaba mi fantasia.

Laura se interrumpiti de repente.

—Ves ese rayo blanco que da a’. las cortinas de la ventana la apariencia de un fantasma ?

—Si.

—Qué es?

—El dia.