Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 1.djvu/84

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


84 PANORAMAS DE LA VIDA

los aromas de que estoy privada, hace tanto tiempo. —Criatura! gy la n1isa? Cuando lleguemos, habra ya pasado. —Siempre llegaremos a tiempo. Acaso no conozco yo las costumbres de aquella casa? La madre sacristana llama a misa para despertar al capellan

que se suelda con las sabanas. —Eso era en tiempo de Manna, que era un

pelmazog pero este otro es una polvora, que se reviste en dos patadas, y se arranca la sobrepelliz de un jalon.

Mientras Anselma hablaba, caminaba yo con delicia sobre la menuda grama salpicada de anémonas rojas que tapizaba el suelo.

Una multitud de jovenes madrugadoras, venidas como yo a respirar el aire embalsamado de la mafiana, ocupaban los bancos, (3 bien, polqueaban, deslizandose rapidas sobre el césped, estrechamente abrazadas, sonriendo con el confiado abandono de esa hora matinal en que los hombres duermen, y el mundo parece Linicamente habitado por mugeres.

Entre ellas reconoci :1 muchas de mis antiguas compafieras. Habianse formado y embellecido todas =5. punto de avergonzarme :1 la idea de presentarles mi demacrada persona. Asi, recoji sobre mi rostro los pliegues del velo, y pasé delante de ellas fingiendo la indiferencia de una estrafia.