Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 1.djvu/96

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


96 l’ANORAMAS_ DE LA VIDA

podia dejar el cuarto. Los modicos declararon que se hallaba atacada de una enfermedad pulmonar, y la ordenaron ir a respirar el aire de los campos.

Vecina al pintoresco pueblo de Cerrillos, poseia el colegio una pequefia heredad, solitaria y agreste, cuya entrada se abria sobre una cafiada desierta, y daba paso a un edificio situado entre un jardin y un huerto que so estendia hasta las primeras casas del pueblo.

Alli fué a encerrarse Anastasia con su mortal dolencia y el oculto pesar que parecia roer su alma.

Corrian entonces los dias de la primavera, la mas bella época del afio en aquel hermoso pais, que se cubre de flores desde la cima de los bosques hasta la menuda yerba de los campos.

Pero 111 la embalsamada fronda de las selvas, ni el alegre canto de las aves, ni el murmurio de las fuentes, ni el verdor florido de los prados, ni las lontananzas azuladas del horizonte, nada era fuerte a distraer la misteriosa tristeza que se habia apoderado del alma de Anastasia, y minaba sordamente su existencia.

Huia de toda compafiia, de todo ruido-, ocultabase de todas las miradas; y solo al caer la tarde se le veia pasear lentamente, a lo léjos, entre las arboledas desiertas, palida y silenciosa como una sombra.

Los dias de carnaval llegaron, y con ellos un