Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 2.djvu/100

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


100 PANORAMAS DE LA VIDA

aquella-, y si el hijo de Juana Basilia Caleumana sabia dominar sus pasiones hasta la hipocresia, el de Isidora Segurola era demasiado leal para ocultarlas, y muchas veces se dejaba arrastrar pc-r ellas hasta el frenesi.

En un arrebato indigno en aquel grande hombre, llamé 21 su guardia, y haciendo prender a Belzu lo mandé de filtimo soldado al batallon 9° que con otros cuerpos sehallaba acantonado en el Obrqje; a una legua de la Paz.

El coronel Honorato, designado para conducirlo, 10 entregé a1c0r0ne1Ba1livian, jefe de aquel cuerpo, y Belzu, despojado de las insignias de su rango, fué dado de alta como soldado raso.

Este incidente produjo grande escandalo en el ejército. Los jefes se creyeron ultrajados en su clase, y los soldados, que tenian ya por Belzu esa adhesion que despues se elevé a las proporciones religiosas de un culto, 10 rodearon, murmurando sordas amenazas, que dieron a Belzu el pensamiento de una pronta venganza.

En efecto, hablar a la tropa y ponerla de acuerdo con sus proyectos, fué para él obra de pocas horas.

Duefio de todas las fuerzas acampadas en el Obraje, a las cuatro de la mafiana del :3 de julio, mientras reinaban entorno la oscuridad y el silencio, levantése de repente del jergon en que yacia, y