Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 2.djvu/126

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida

125 PANORAMAS DE LA VI-DA

borrascosa de solteros, y juntos pidieron, obtuvieron y recibieron en matrimonio a dos buenas mozas, amadas con idéntico amor, y con igual entusiasmo.

Pero ay! que aqui esa doble existencia se bifurcé de una manera dolorosa para aquellos dos corazones fundidos en uno solo.

Las esposas se rebelaron contra esa amistad llevada al terreno de 10 sublime; creyéronse defraudadas en sus derechos al amor que contaran monopolizar-, y la mujer de Alvarez miré de reojo a Loaizag y la mujer de Loaiza did a Alvarez con la puerta en las narices.

Pero ellos estaban demasiado habituados a esta Vida de intimidad inalterable, para resignarse a romperla-, y si el hogar del uno estaba vedado al otro, la ciudad les ofrecia su larga alameda, sombrosa y perfumada, donde los dos amigos pasaban largas horas entregados a las encantadas reminiscencias del pasado.

Vestidos con la rigorosa igualdad que usaron desde la inf-ancia hasta la vejez, bajo cuya apariencia los presentamos, cubria sus hombros una capa espafiola de color turqui, que contrastaba singularmente con sus cabelleras blancas de largos y plateados bucles.

Cada tarde a la hora del creptisculo, cuando el sol se oculta, y que el sacro monte é. cuya falda se estiende la opulenta Chuquiago, hace resplandecer