Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 2.djvu/392

From Wikisource
Jump to navigation Jump to search
Esta página no ha sido corregida


392 PANORAMAS ma LA VIDA

quien tiene derecho a sublevarse contra el crimen, yo, sobre cuya cabeza pesan los de mi familia! .. Y bien, sefior, aqui estoy para obedecer a usted, que nos salvo de la afrenta de un cadalso. Oime llamar y he venido. g,Qué ordena usted?

-—g,Eres t1’1 de la partida?

—La sefiora acaba de anunciarla :1 sus amigos: ninguna orden ha dado todavia a la servidumbre-, mas no hay duda que yo como sirvienta de mano, habré de acompafiarla.

—En ese caso gme prometes tener presente tus compromisos y enviarme diariamente noticias suyas?

—Ofrezco 5. usted obedecerle.

—Nada omitas, te lo ruego. Si supieras qué placer acerbo, qué amarga, delicia siento, siguiendo los detalles de su Vida! qué piensa, que hace; é. donde Va; qué vestido llevag que flor adorna sus negros cabellosz todo esto ha llegado a ser e] mévil Linico, el solo objeto de mi existencia.

La joven mucama poso una mirada de conmiseracion en el hombre que asi hablaba.

—Ah! sefior—le dijo—g, porqué encerrar la Vida on e1 estrecho circulo de una pasion? Yo en lugar de usted, habia de desecharla-, y buscaria la felicidad en la fortuna, en la gloria . . . . en el amor mismo. Pues qué! 3, no es Buenos Aires el pais de las mujeres bellas?