Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 2.djvu/393

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


FELIZA

—Para. mi no hay en el universo sino una sola: ella! Su imégen esté. grab-ada en mi corazon tan profundamente, que S010 la muerte podré borrarla. Asi, forzoso es que sea mia, 6 que yé perezca...

—;Por piedad, sefior! no hable usted asi, que me llenu de terror! Ah! porqué habréme yo prestado é. servir el propésito imposible que usted se obstina en perseguir!

—-Eres cobarde, y por tanto, desconfio de ti. g Qué sé yo si me engafias, en cuanto :5. 10s motivos de este repentino viaje‘?

—Ni mas, ni menos, he dicho ii usted cuanto sé.

—Vamos é, ver10! De hoy mas, he de atenerme

5. mi propia vijilancia.

Y se alejé, despues de haber echado una onza. de oro en el bolsillo del delantal de Marieta.

——Y yé—excla.m(') ella—_jur0 é, Dios apartarme de esta via culpable.

Y arrojé lejos de si aquella moneda, precio de una infamia.

II

Lu ohseslon

La mafiana del siguiente dia, :5, la hora que el so] asomaba sobre las aguas del Plata, “'35 J0Vene5=