Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 2.djvu/52

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


52 PANORAMAS LA DE VIDA

Una de las muchachas n1as1indas de La Paz, la morena Rosa 0. llamé la atencion del jéven tacnefio, que se dié desde luego a cortejarla con su caracteristica impetuosidad. Por desgracia, encontrabase alli e1 novio de la nifia. Federico S., jéven altivo y quisquilloso en demasia. Ofendido por los obsequios que su amada parecia admitir con agrado-, y no siéndole permitido enfadarse en una reunion de buen tono, recurrié al arma del rididulo para vengarse de surival. Acercése a1piano,y acompafiandose con un estrepitoso ritornello, canté de pié elhinmo de Ingavi.

Quien recuerde el 18 de noviembre de 1841, comprendera la indignacion que ese canto encerraba para Carlos.

Federico S. no habia cantado dos estrofas, cnando sintié una mano que se posaba en su hombro.

—g,Sabia usted a1 cantar, que aqui se encuentra un peruano?

—Bah! y gpor qué sino estoy cantando?

—Ins01ente! llamas a 10s peruanos cobardes? Aquihay uno que te hara ver 10 contrario. Vén!

El ruido de la fiesta cubrié este dialogo, que pasé desapercibido para todos excepto para Rosa. La pobre jéven se arrepintié amargamente de su coqueteria; y olvidada de simisma ante el peligro que por culpa suya corria su novio, siguié a aquellos