Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 2.djvu/92

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


92 PANORAMAS DE LA VIDA

aél muchos de sus antiguos camaradas del ejército peruano, que ahora lo abordaron carifiosos, él se alejé de ellos con desprecio: aquella. alma honrada no podia perdonarles su traicion.

Entre esos hombres habia uno, que, incapaz de comprender e1 noble sentimiento que dictaba la conducta de Belzu en aquella ocasion, se vengo de él mas tarde; pero como se vengan los traidores-, con una venganza ruin. Ese hombre se llama Pezet.

Entre tanto, apesar de las ideas subversivas de Be1zu,e1 animo de Santa Cruz habia cambiado mucho respecto aél.

Desde Yanacocha las cualidades de este bravo oficial lo habian forzado a estimarlo-, pero demasiado orgulloso para olvidar la severa leccion que dio un dia a su despotica arbitrariedad, lo mantenia alejado. Mas despues delataque de Ninabamba, en que el valor y la serenidad de Belzu salvaron el honor boliviano, forzando al enemigo a una pronta retirada, Santa Cruz 10 olvido todo, abrazo a Belzu, colmolo de elogios, y lo llevo :1 su lado.

Abierta la campafia del norte contra el ejército chileno, Belzu dejo de ser edecan de Santa Cruz para servir como segundojefe en el batallon N°4, y se distinguié en Buin, y otros encuentros con los valientes hijos de Lautaro.

Un dia, el 20 do Enero de 1839, los dos ejércitos,