Página:La Eneida de Virgilio.djvu/35

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Hubo un problema cuando se corregía esta página
(27)

« Llenad el aire con sonoros ecos.»
Dijo, y la libacion al punto hiciera;
Luego la gusta con sus labios bellos,
Y á Bicias animando el vaso daba,
Pronto lo toma y lo vació sin miedo,
Beben tambien los próceres y Iopas
De larga cabellera toma el pleciro,
Y su dorada cithara pulsando,
Cantó lo que enseñára Atlas excelso;
Los trabajos del sol y de la luna,
De donde el hombre y animal nacieron;
La lluvia, el fuego, Arturo y las lluviosas
Hiadas, y por que Febo en el infierno
Se apresura á bañarse en el océano
El curso de la noche deteniendo.
Aplauden los Troyanos con los Tirios,
Y en plática sabrosa pasa el tiempo;
Pero Dido infeliz que amor bebia,
De Priamo pregunta y bravo Hector,
De las armas del hijo de la Aurora,
Y de Diomedes y de Achiles fiero;
Luego le dice : « Empieza, huesped mio,
« Cuenta las asechanzas de los Griegos,
« Cuéntanos tus trabajos y tus viages,
« Perseguido del hado mas funesto:
« Que ya corrieran siete largos años,
« Que errante giras por la tierra y piélago.»