Página:La Eneida de Virgilio.djvu/5

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— V —

el estado de mi Eneida prosáica, que ocurrió en 25 de junio de 1853, despues de haber leido dos ó tres hojas, mi primer pensamiento fué: Veamos si anda la noria el perro. Palabras de mi paisano Iriarte en su fábula 29: El gozque y el macho de noria. Porque, en efecto, 78 años no anunciaban ciertamente mas que la fuerza de un miserable gozquejo, para mover la pesada rueda de una noria. Y por diversion, ó mas bien, para burlarme de mí mismo, puse en verso el libro primero, y leido á mi amigo el Licenciado D. Bartolomé Martinez y noble familia, aficionada á la poesia y literatura; me persuadía, que aunque no fuese para imprimirla, continuase la repetida traduccion. El resultado fué, que por consecuncia de mi carácter, emprendi con tanto ardor mi tarea, que á pesar de una molesta hinchazon de pies, el 24 de octubre del mismo año quedo concluida enteramente la obra, sin que me aterrase otro espectáculo que el de la imágen de la muerte, compañera inseparable de la vejez. Y sin cesar, me repetia una estrofa de cierta Oda que hice á la misma muerte, en mi emigracion é Trinidad de Barlovento, el año de 1837.