Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/135

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
129

En despoblado y sin viviente alguno,
El fuego se conserva entre cenizas
Por el tizon en ellas olvidado.
Ulises, de igual suerte, descansaba
Sirvíéndole las hojas de reparo.
Para darle otra vez sus muertos brios,
Minerva le depara un sueño blando
Que sus párpados junta, y en su seno
La calma vierte y plácido descanso.




CANTO SEXTO.





LLEGADA DE ULISES AL PAIS DE LOS FACIOS[1]


Por el sueño oprimido y la fatiga
Dormia Ulises cuasi sin sentidos.
Minerva, sin embargo, á Facio vuela.
Un tiempo fuera en que sus moradores
Habitaban los llanos de Hiperea,
Vecinos de los Cíclopes feroces,
Raza dura y cruel, que de sus fuerzas
Fatal abuso haciendo, les llenaba
De injusticias atroces y de ultrages.
Nausitúo, á los Dioses semejante

  1. Facio, Phaecio, es el nombre antiguo de la isla de Corcira, hoy llamada Corfú, en la costa de Albania, á la entrada del Adriático. Su superficie es de 46 leguas cuadradas, y tiene 57 mil habitantes que todavia ahora gozan fama de muy flojos y dados á los placeres, pero muy vengativos y rencorosos. He juzgado que el diptongo de este nombre era de mal efecto en nuestro idioma, y por eso le he suprimido.