Página:La Pintura.djvu/29

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
(21)

A Gabriél escuchando conturbada
El venturoso anuncio de su suerte.
Mas no es facil ni dable
Que el ronco canto de la Musa mia,
A tanta elevacion no acostumbrada,
Cante de aquestas obras la harmonía.


Demudan de los hombres el semblante *
Afeƈtos vehëmentes,
Y así es muy imporante
Estudiar las pasiones diferentes
Que al corazon combaten,
Y del rostro las partes alteradas
Que las dán á entender inmoderadas.
Los ojos que el dolor sumo retraten
A lo alto mirarán regularmente,
Las cejas hácia el medio han de elevarse.
Y el entrecejo así debe arrugarse.
La boca se abrirá lo suficiente
Baxando los extremos algun tanto,
Y los brazos caídos,
O las manos cruzadas el quebranto
Denotarán mas bien que los gemidos.

De-