Página:La noche de la verbena.djvu/34

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
30
LA NOCHE DE LA VERBENA

PETRILLA

Pos ahora está mu bien colocao; es panderetólogo d'una estudiantina.


CARMEN

¡Ay, hija, pues que se haga tarjetas! Sí que te has buscao un porvenir; de comer no se sabe na, pero de zumbarte la pandereta no t'ocupes; ni el tío del oso.


PETRILLA

(Riéndose.) Qué buen humor tié usté.


CARMEN

Buenísimo.


PETRILLA

Yo ya he terminao; si quié usté alguna filigrana más me lo dice.


CARMEN

Espera que me mire en el único espejo que me queda en el mundo (Petrilla ayuda a Carmen a levantarse y ésta se dirige a la puerta lateral derecha, donde se supone está el despacho de Antonio.) ¡Antonio!


ANTONIO

(Dentro.) ¿Qué quieres, morena?


CARMEN

(Desde la puerta.) ¿Te gusta el peinao?