Página:La noche de la verbena.djvu/35

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
31
ANTONIO CASERO

ANTONIO

(Saliendo a la puerta y dándola un golpecito en la cara.) ¡Estás guapísima! (La abraza y vuelve a entrar.)


CARMEN

(A Petrilla.) Pos ya lo oyes, dice mi marido que estoy guapísima.


PETRILLA

Pos entonces que no haiga nengún aquel.


CARMEN

¿Te faltan muchas?


PETRILLA

La buñolera: pero a esa la llevo el peinao a su casa.


CARMEN

¿Cómo?


PETRILLA

La peino en casa la peluca, y se la voy a colocar después.


CARMEN

Pues anda con Dios, chica, y que te diviertas y que te zumbe poco el panderetólogo.