Página:La reforma educacional.djvu/51

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido corregida
— 48 —

mente precaria situación. Pero en el concepto del señor Fernández

estorba al alcanzallo el merecello, [1]

y sobre la iniquidad de haber suprmido los cursos normales de varones en la provincias, cae esta otra, mucho más odiosa si se tiene en cuenta lo nimio de la cantidad.

 Así se contribuirá á la estabilidad del profesorado y á su mayor cultura, pues las vacaciones, que antes empleaba en renovar su bagaje intelectual y en restaurar sus fuerzas, deberá ocuparlas en subvenir con otras tareas á las necesidades de esos dos meses impagos; ó en cortejar ministros para que no le quiten el empleo problemático. ¡Admirable situación moral creada por la vanidad y la ignorancia!

 El contraste es tanto mayor, cuanto que esto no sucederá con lo rectores y directores, á quienes tampoco se les exige una sola condición técnica para serlo. Por lo menos el digesto no dice una palabra de los tales, y esto ya crea una situación legal, á menos que se trate de un lapsus, forma habitual en el pensamiento y en la literatura del señor Fernández. Se es tartamudo de la cabeza tanto como de la lengua, proviniendo este defecto de aquel, al fin y al cabo.


  1. Balbuena El Bernardo, Canto IV.