Página:La teoría de la relatividad de Einstein.djvu/55

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

47
Leyes fundamentales de la mecánica clásica.

rayarlono tiene la voz masa otra significación que la dada por la fórmula [5]: es la medida de la resistencia a variaciones de velocidad.

Podemos ahora escribir la ley de la impulsión, con más generalidad, del siguiente modo:

;[6]

Esta fórmula determina la variación w de velocidad que un cuerpo en movimiento experimenta por el choque J.

Suele interpretarse la fórmula también de esta manera:

La fuerza dada de la impulsión J del martillo es comunicada a la bola movible; el martillo «pierde» la impulsión J y ésta reaparece en el movimiento de la bola en igual cantidad mw. La bola en movimiento lleva consigo esa fuerza de impulsión, y cuando ella a su vez choca contra un cuerpo, le da una impulsión J' = mw', donde w' es la disminución de su velocidad; en cierto modo, transmite nuevamente su impulsión. La impulsión total de todos los cuerpos participantes es siempre la misma; háblase, pues, de la ley de conservación de la impulsión.

10. Fuerza y aceleración.

Antes de seguir estudiando el notable paralelismo de masa y peso, vamos a trasladar las leyes que hemos descubierto al caso de fuerzas en actuación continua. Desde luego, una estricta fundamentación de las proposiciones sobre esta materia no puede hacerse sino por los métodos del cálculo infinitesimal; sin embargo, las siguientes consideraciones pueden, por lo menos, proporcionar una representación aproximada de las conexiones.

Una fuerza en actuación continua produce un movimiento con velocidad que de continuo varia. Pensemos ahora, en lugar de esa fuerza continua, una sucesión rapidísima de choques; la velocidad, a cada choque, experimenta una pequeña variación súbita; puede representarse por una línea universal muy