Página:Mexico as it was and as it is.djvu/104

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
69
SONETO—INDULGENCIAS.


A MARIA SANTISIMA DE GUADALUPE.
SONETO.


Esa GUADALUPANA encantadora,
  Madre del Hombre Dios y tambien mia,
  Bajó del CIELO al Tepeyac un dia
  Para ser nuestra insigne Bienhechora.
A la presencia de tan Gran Senora
  Fugó la sanguinaria Idolatría,
  Como la pavorosa Noche humbría.
  A los primeros rasgos de la Aurora.
Al Dios Huitxilopostli destrozaron;
  Los demás Idolillos demolieron;
  Y á Jesus en sus templos colocaron:
Los Pueblos á su voz se convirtieron;
  Y cuanto en la Conquista les quitaron:
  En tres centurias por MARIA obtuvieron.


  En tres siglos cuántas cosas
El tiempo cruel devoró!....
Los montes; los altos montes
Mudaron de situacion.
  Solo es copia divina
Cual el dia en que se formó
Permanece en un Ayate;
Como que es obra de Dios.
  A su Madre, Esposa e Hija
Por sí mismo la pintó,
Donándola á los Indianos
En prueba fiel de su amor.

  

  Esto ciertamente no hizo
Con ninguna otra nacion:
Bendito sea una y mil veces
Por tan insigne favor.
  Démosle todoa las gracias,
Y sea la iluminación,
Las salvas y los repiques,
Y los écos del tambor:
  La prueba de nuestro afecto;
Y un indicio de que en nos
Nunca entibiará el impío
La pristina devocion.



Se suplíca el adorno é iluminacion en el Novenario; y se advierte á los fieles que los Illmos. Sres. Obispos de Puebla y Tarazona, concedieron 80 dias de indulgencia en cada cuarto de hora en que dichas Imágenes se espongan; y por cada Ave María que se rezare delante de cualquiera de ellas 500 dias: lo mismo se gana diciendo Ave María, ó solicitado devotos.=Ultimamente, el Illmo. Sr. D. Fr. José María de Jeaus Belaunzaráun por sí, y los Illmos. Sres. Obispos actuales de Puebla, Michoacán, Jalisco y Durango concedió 200 dias de indulgencia por cada palabra de los devocionarios de la Sma. Sra.; por cada paao que se diere en bu obsequio; por cada una de las reverencias que se le hagan; y por cada palabra de la misa que en su obsequio el sacerdote y los gyentes digeren. Otros tantos dias concede por cada cuarto de hora en que se espongan las Efigies en los balcones, ventanas e puertas para la adoracion pública.