Página:Mexico as it was and as it is.djvu/111

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida





CARTA XIV.
SAN AGUSTÍN DE LAS CUEVAS, Y LAS FIESTAS DE SAN AGUSTÍN.
APUESTAS Y PELEA DE GALLOS.


San Agustín es uno de los más encantadores pueblos en México. Se encuentra, como la mayoría de otros pueblos, al pie de las montañas, al sur de la ciudad y se llega por una carretera nivelada de unas doce millas de largo, a través de algunas de las más hermosas granjas en el valle. Aquí, no sólo hay inmensos rebaños de ganado de pastoreo y grandes cantidades de grano cultivado, pero se ven extensas plantaciones de maguey aloe o Agave Americano, del que se hace la favorita bebida de los nativos, en los valles de Puebla y México.*

Cuando la planta alcanza la edad de siete años, está usualmente lista a florear. Tras la aparición de los primeros síntomas de un botón, se corta el tallo del centro, y se escarba un tazón en medio de las hojas grandes; a este, por varios días, el aguamiel de la planta sale abundantemente; y cuando el tazón se llena en determinados períodos durante el día, es aspirado a una calabaza grande por los obreros indios, que lo transfieren de esta a bolsas de piel de cerdo. En estas se lleva a las haciendas, y lo fermentan ligeramente en cubas grandes forradas con piel de toro, después es nuevamente transferido a bolsas de piel y lo llevan a la ciudad o las pulquerías y vendido. ¡Es realmente divertido, así observar la piel de un robusto cerdo inyectado con el líquido embriagador—sus piernas colgando afuera e incluso el remanente de su cola retorciéndose con su acostumbrada curva!

El cultivo del maguey es una de las más rentables en el Valle; el costo se calcula generalmente en alrededor de dos dólares por planta, y el retorno es de siete a diez, según el tamaño de la misma. No puedo decir que el sabor es agradable, aunque varía considerablemente en diferentes partes del país. He probado algunos en México enviados como regalo de una hacienda cerca de Puebla, que estaba delicioso; pero el líquido ordinario vendido en pulquerías, me pareció mucho como limonada agria mejorada con la adición de crema tártara. Era como el famoso vino de uno de los valles que vierte su flujo en el Rin, con el que mujeres viejas dela zona zurcen sus medias. ¡Una gota, se dice, puesto en cualquier agujero ordinario, lo cierra por siempre y lo asegura como una cadena de monedero!


* Esta planta es una de las más útiles en México. Hace un excelente cerca mientras está creciendo después llega a la perfección, pulque se extrae de su tallo: las hojas son entonces o cortadas para alimento de animales, o fabrican sogas, cordeles, tela india burda o papel para envolver de dureza como con pared de cera.