Página:Mexico as it was and as it is.djvu/172

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
127
CALENDARIO MEXICANO.

La piedra tallada, representada en la imagen fue encontrada en el año 1790, a unos seis pies debajo de la superficie de la Plaza, en la ciudad de México. Es la opinión de los mejores anticuarios, que era el Tonalponalli, o "cálculos solares" de los antiguos mexicanos, derivados por ellos probablemente de los Toltecas.

Antes de describir esta reliquia, presentaré una breve reseña de la división del tiempo entre estas Naciones, ilustrando de este modo y por la piedra misma, una rama de las Artes y las Ciencias, al menos, en la que habían hecho un gran y civilizado progreso.

Los mexicanos tenían dos calendarios mediante los cuales calculaban tiempo; el primero usado para "calcular la Luna" y la regulación de sus festivales religiosas y el otro para el "cálculo del sol," o propósitos civiles.

Su año civil constaba de 18 meses de 20 días cada uno, por cuya división le daban al año 360 días; pero los restantes cinco días eran añadidos al último mes y llevaban el nombre de nemoniemi, o "días inútiles".

El año tropical era seis horas mas largo de 365 días, ellos perdían un día cada cuatro años; pero este hecho parece haber sido totalmente ignorado por ellos en sus cálculos, hasta la expiración de su ciclo de 52 años; cuando, habiendo perdido, en total, 13 días, ellos añadían ese número para el período, antes de comenzar otro ciclo.

Los 18 meses tenían cada uno un nombre derivado de algún festival, ave, planta o frutas, que ocurría o aparecía en esa temporada, cuyo nombre era designado por un peculiar jeroglífico. Los 20 días del mes también tenían cada uno un nombre y una marca, que siempre era el mismo en los dieciocho. Ellos calculaban por ciclos de 52 años; y subdividían los meses en cuatro periodos o semanas de cinco días; cada día de los cuales iniciaba, como entre los romanos y otras naciones, al amanecer y se dividía en ocho porciones.*

*   *   *   *   *   *   *

La piedra (de los cuales he presentado un dibujo sumamente preciso de uno realizado con esmero por De gama,) ahora está en la pared contra la base de una de las torres de Catedral, donde pasa por el nombre de Reloj de Moctezuma. Es una inmensa masa de basalto, de once pies 8 pulgadas de diámetro, y la porción circular se levanta por un reborde de unas 7½ pulgadas desde la escuadra de basalto rota, del cual originalmente todo fue tallado. Este borde está adornado con la escultura representada en la segunda figura.

De Grama, en su "Descripción Histórica," ha preparado una historia larga y muy erudita de las distintas figuras y símbolos con que está cubierto este calendario y de sus observaciones y las de Nebel, he


* McCulloch's Res 201, et seq.