Página:Mexico as it was and as it is.djvu/241

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
186
MÉXICO.


click on this image to enlarge it.


Restauración de la pirámide de Xochicalco.

Tal es, con toda probabilidad—desde la autoridad de las tradiciones incuestionables y los restos ahora desmoronándose en ruinas y cubiertas con crecimientos vegetales en su base—tal, fue la pirámide de Xochicalco, cuando primero se levantó cubierta con sus curiosos símbolos de ritos místicos y recibió de los constructores indios su dedicación a los dioses, o a la gloria de algún soberano cuyos huesos se deshacen dentro. Quienes fueron los constructores y consagradores nadie puede decir. No hay ninguna tradición de ellos o del templo. Cuando fue descubierto, nadie sabía a que había sido dedicado, o quien lo había construido. ¡Había sobrevivido tanto su historia como su memoria!

Pero no importa quien lo construyó o qué nación lo utilizó como templo o tumba, quienes lo concibieron y lo construyeron eran personas de gusto, refinamiento y civilización; y me atrevo a afirmar, que nadie que examine las figuras con las que está cubierto, puede fallar en relacionar a sus diseñadores con el pueblo que habitó y adoraba en los palacios y templos de Uxmal y Palenque.

Un fragmento fragmentado como es esta pirámide, aún puede considerarse en contorno, material, tallado, diseño y ejecución, uno de los más notables de las antigüedades de América. Además, denota una antigua civilización y progreso arquitectónico, que bien puede habilitar a los habitantes de nuestro continente el carácter de una raza original. Por otro lado, (para quienes son aficionados de rastrear semejanzas y creen que lo que hubo de arte, ciencia o cultivo entre los aborígenes, provenía del "viejo mundo",) hay mucho en la forma, proporciones y esculturas de esta pirámide, para conectar a sus arquitectos con los egipcios.

*   *   *   *   *   *   *