Página:Mexico as it was and as it is.djvu/464

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
383
APÉNDICE.


tierra aislada de la misma afinidad; y un centenar de millas al sur de estos, sobre el río Umqua, estaba la tribu de la cual deriva su nombre, también hablando un idioma cognado. Aquí hay una sola cadena, desde latitud 65° a la 43° o más de la mitad del estrecho de Bering a la ciudad de México. Puede ser, quizá, en lo sucesivo, llevarse aún más lejos, ya que mis investigaciones no se extendieron mucho más allá del ultimo punto mencionado.

"También puedo observar, que los Shoshón o Indios Serpiente, se encuentran en primer lugar, aguas arriba del Columbia—después, cerca de la cabeza del Golfo de California; y, de nuevo—bajo el nombre temido de Comanches, empujando sus incursiones al corazón de Texas.

"En la historia posterior de la tribu—los Shoshón—hay un hecho digno de aviso. Me han asegurado personas de confianza, residentes por mucho tiempo en esa región, que los Indios Serpiente había vivido anteriormente considerablemente al norte de la población actual—ocupando el territorio ahora en posesión de la poderosa Confederación Pies Negros— que les expulsó de sus antiguos terrenos de caza; y, se afirmó, que hay viejos ahora viviendo entre los Shoshonees, que conocen mejor el país ahora ocupado por los indios Pies Negros, que cualquiera de estos últimos. Mis informantes, (antiguos-comerciantes de pieles,) dijeron creer, que todas las tribus de la región fueron avanzando gradualmente hacia el sur. En este caso, la migración de los Pies negros no es totalmente voluntaria, ya que son constantemente acosados al norte por bandas hostiles de Creek y Sioux; mientras que los Shoshón, en su avance hacia el sur, presionan ante ellos a los Uchis y Apaches, de cuyos estragos en la frontera norte de México, por supuesto, usted bien conoce.

"Estamos familiarizados con un movimiento similar en el viejo continente y entendemos cómo se origina en el valor resistente de las regiones septentrionales, forzando su camino hacia un mejor clima y un suelo más abundante. Que también podemos percibir cómo entre tribus vagabundas, como nuestros indios del oeste— migrantes por naturaleza y no amarrados por ningún lazo de cultivo de las tierras que ocupan—este movimiento debió ser relativamente rápido; y así podemos ver cómo un grupo grande (como la nación de Pies Negros, por ejemplo) podría, dentro de unas pocas generaciones, podría ser llevado, paso a paso, desde el mar del norte hasta las llanuras mexicanas. Me ha parecido que este hecho podría ser de cierta importancia, sirviendo para ilustrar la historia (dada por Humboldt,) que los aztecas habían conservado su migración, y con la que usted debe estar familiarizado. Me refiero en particular a su progreso gradual, (por etapas como lo fueron,) deteniéndose por mucho tiempo de vez en cuando, y volviendo a ocupar su línea de marcha hacia el sur. No tengo esta relación delante de mí ahora, pero al leerla hace unos meses, pensé que podía seguir los epítetos que hay adjuntos a sus campamentos diferentes, (si podemos aplicar este término a sus lugares de detención,) algunas de las características del país al oeste de las montañas Rocosas.

"Es evidente que estas deducciones se reducirían a certeza, si pudiéramos descubrir alguna semejanza entre cualquiera de las lenguas de Oregón y las de México. Hasta ahora, sin embargo, la comparación no se ha hecho con éxito. De las veinte lenguas distintas habladas dentro de los límites del México antiguo, que se han reducido a lo escritura por los misioneros católicos, yo he podido obtener gramáticas de sólo cinco. De hecho, la colección que usted me ayudó a hacer en México, es el más grande que yo sepa en este país. En Europa, sin embargo, todo lo que se ha publicado sobre estos temas y muchos valiosos manuscritos, se conservan; y en algún día futuro, pueden ofrecer una oportunidad de completar la comparación.