Página:Mis contemporaneos.djvu/59

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


BAUER.




 Bauer no tiene nada de banquero exteriormente.

 Al verle, al hablarle por primera vez, el que no supiera á quién tenia el honor de hablar, le creería en Francia un príncipe ruso, en España un grande de ídem.

 ¡Singular manera de ser la de estos judíos omnipotentes hoy en Europa!

 Han adquirido no sólo lo que se compra con dinero, sino lo que se hereda.

 Bauer es el tipo del perfecto caballero: amable sin afectación, sencillo sin estudio, distinguido sin pretensiones.

 Ama las artes, por lo cual ha conseguido ser tal vez el único en Madrid de quien no hablan mal los artistas.

 Porque los demás banqueros de por allá protegen las artes como pudieran proteger los fósforos ó el ganado