Página:Mitos y fantasías de los aztecas.djvu/168

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


Durante estos casi cinco siglos la historia la han escrito los vencedores. Pocos son los libros que tratan estos hechos con honradez intelectual y mucho menos éstos libros, son difundidos con todo el poder que posee la comunicación de la cultura dominante. La Historia Oficial no ve más gloria que la de los “conquistadores” y más héroe que Hernán Cortés. Los libros y los portales en la Internet en general, no se cansan de alabar a “los conquistadores” y son ciegos a los crímenes y delitos que causaron al poder legalmente constituido.

El hecho que un extranjero llegue a esta tierra, engañe, robe y mate para hacerse rico de la noche a la mañana. Causando dolor, luto, pobreza y contaminado el medio ambiente. Es un acto de “inteligencia”, valor y hombría. Ese es el mensaje subliminal de la Historia Oficial, que valida el ejercicio de esta clase de poder en nuestros días, fortaleciendo el sistema neo colonial criollo.

“Y todo el pueblo estaba plenamente angustiado,
padecían hambre.
No bebían agua potable, agua limpia,
sino que bebían agua de salitre.
Muchos hombres murieron,
murieron a consecuencia de la disentería”.

 “Todo lo que se comía eran lagartijas, golondrinas,
la envoltura de las mazorcas, la grama salitrosa.
Andaban masticando semillas de colorín,
y andaban masticando lirios acuáticos,
y rellenos de construcción,
y cueros y piel de vendo.”

168