Página:Mitos y fantasías de los aztecas.djvu/48

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


VII. MITOS Y FANTASÍAS SOBRE MOCTEZUMA II.

Que era pusilánime e inseguro.

Ya se demostró que esa es una mentira colonizadora. Moctezuma, como la elite dirigente de la Triple Alianza, fue educada en el Calmécac de Cholula, último reducto de la sabiduría tolteca que mantenía contacto con los pueblos y sus dirigentes. Los toltecas educaban bajo las estrictas normas a los futuros dirigentes. Por esta razón, el Tlatoani mexica no pudo ser una persona pusilánime e insegura. Por el contrario, era muy severo y muy entregado a la doctrina de Quetzalcóatl.

Que él tomaba las decisiones de la Confederación de la Triple Alianza.

Ningún Tlatoani o Cihuacóatl mexica podía hacerlo, porque tenía sobre su autoridad al Consejo Supremo y por lo menos tres mil años de tradición de “mandar obedeciendo”. Era tal el poder del Tlatócan que cuando se dieron cuenta que Cortés tenía encadenado a Moctezuma y le daba órdenes, el Tlatócan lo destituyó y nombró a Cuitláhuac en su lugar. Cortés y sus secuaces no dieron crédito, pues ellos pensaban que un tlatoani era lo mismo que un rey, y para los europeos de esa época los reyes eran designio de Dios en la Tierra, por lo cual ninguna autoridad humana los podía destituir.

Que no supo enfrentar la invasión europea.

En la civilización del Anáhuac la palabra era “un compromiso”. El nivel de educación era mucho más elevado en los anahuacas, y mentir, era algo muy penado, especialmente en

48