Página:Mitos y fantasías de los aztecas.djvu/52

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


VIII. MITOS Y FANTASÍAS SOBRE LOS ESPAÑOLES.

Que los envió el rey de España.

Ni Diego Velázquez ni mucho menos Hernán Cortés conocían y tenían relación con los altos niveles de la corona española y menos aún con los reyes. Además se debe aclarar aclarar puntualmente que toda la empresa del “descubrimiento” y conquista, fue una acción de la “iniciativa privada”, es decir, la corona española, salvo el primer viaje de Colón, jamás puso un gramo de oro para financiar o subsidiar las expediciones. Todo se hacía mediante "contratos" que la corona extendía vía prebendas e influencias a determinados personajes o grupos de poder. La corona exigía el 20% de lo robado a lo que se llamó con eufemismo “el quinto real”, es decir, de todo lo saqueado a la corona le partencia una quinta parte. Por lo cual, en cada expedición, iban algunos representantes de la corona para “supervisar” y dar fe, de que en verdad se respetara el contrato comercial.

Que eran invencibles y que Dios estaba de su parte.

Cuando Cortés rescató a Jerónimo de Aguilar, español que años antes (1511) había naufragado en las costas de Chetumal y aprendió a hablar maya. Y después le entregaron a Malinche, que sabía hablar náhuatl y maya, Cortés se enteró de: la profecía del regreso de Quetzalcóatl, de que los mexicas esperaban con temor su temido regreso cada 52 años que se repetía la fecha predicha, que regresaría por el mar de Oriente y que era blanco y barbado, que 1519 era el año “uno

52