Página:Ninon Lenclos Cartas.djvu/16

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


MEMORIAS SOF)RE LA VIDA muy disfrazadas que estuvieran, la apartaba de la triste y necia malcdiccncia para hacerla delicada- mente satlrica y huinorista. La verdad, dc un carácter dulce, fácil y siempre igual; una probidad tan ilustrada como natural, un alma firme, un corazón tierno y fiel á la ainistad, le dieron hasta su mucrtc amigos tan idólatras dc su mérito, como sus amantes lo eran de su bcllcza. La constante asiduidad de los primeros prueba igual- mente que la obra maestra de la naturaleza es la reunión de las cualidades escncialcs y las virtudes sólidas, con los encantos de una mujer amable, y que Ninón fué esta obra maestra tan rara y tan digna de nuestra estima. ¹Qué misantropfa puaiera liorrar sus virtudes por cl número de sus debilidades? ¹Podia Ninón resistir al amor que tuvo quc inspirar á todos los quc la conocieron? Entre todos los amantes que dió á Ninón desde luego el brillo de su belleza, el joven conde de Goligny (1) fué bastante dichoso para hacerse notar; Lo describen encantador por su figura y todo con- curria en él para hacerle merecer la preferencia que el amor le dió sobre sus rivales. No sé si la dicha dcl (1) Gaspar de Coligny, duque de Chatillón, marquós de Andelol, muerto teniente general el 7 de Febrero de 1649 en el ataque de Charentón. Se lee en el Segraisiana que un M. de Saint-Étienne pasaba por haber recibido los primeros favores de Ninón; pero M. de Saint-Evremond su amigo de todo tiempo debe merecernos crédito. Ved lo que dice en una Elegia dirigida á Ninón : ~ Este bello mancebo que os enamoró — Puso en vuestras manos su amable sinceridad; — Era joven; no habla sentido — Lo que siente un corazón esclavo; — Y joven todavia vos ignorabais — Los efectos de un rostro hermoso; — Ignorabais la pena y el placer — Que dan el amor y el deseo.