Página:Novelas y Cuentos de Edgar Allan Poe (1884).djvu/106

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
92
EDGAR POE. — NOVELAS Y CUENTOS

esa amarga burla que apareció en el Museo de ayer, sobre Chantilly, el satírico, haciendo algunas tontas alusiones al cambio de nombre del zapatero, al calzar el coturno, citó una frase latina, sobre la que hemos conversado á menudo.

«Quiero hablar del verso:

Perdidit antiquum litera prima sonum.

« Había dicho á Vd. que se refería á Orión, escrito antiguamente Urión; y por cierta acrimonia que se mezcló á esa explicación, estaba seguro que Vd. no la habia olvidado. Era claro, por consiguiente, que no dejaría de combinar las ideas. «Orión y Chantilly». Que las combinó Vd. entonces, lo vi por el carácter de la sonrisa que entreabrió sus labios. Pensaba Vd. en la inmolación del pobre zapatero. Habia Vd. caminado, hasta entonces, con la cabeza; y vi, que de repente, se enderezaba Vd. cuanto podía. Estaba seguro que reflexionaba Vd. en la pequeña talla de Chantilly. En este punto, interrumpi su meditación, diciendo que á la verdad, era un ser muy pequeño, y que estaría mejor en el Théâtre des Variétes

Poco tiempo después de esto, estáhamos examinando una edición nocturna de la Gazette des Tribunaux, cuando las siguientes líneas, atrajeron nuestra atención.


«Extraños asesinatos. — Esta mañana, hacia las tres, los habitantes del Cuartel San Roque fueron despertados por una sucesión de terribles gritos, que provenían, aparentemente, del cuarto piso de la calle Morgue,