Página:Novelas y Cuentos de Edgar Allan Poe (1884).djvu/136

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
122
EDGAR POE. — NOVELAS Y CUENTOS

volvíamos á casa, en la oficina de Le Monde (un diario consagrado a los intereses maritimos, muy buscado por los marineros) le traerá hasta nuestra morada.

Me tendió un papel y lei:


«Hallazgo. En el bosque de Boulogne, en la mañana del... corriente (la mañana en que se cometió el crimen) muy temprano, fué encontrado un gran Orangután leonado, de la especie de Borneo. El dueño de este animal (que se sabe ser un marinero, perteneciente á un buque maltés) puede recobrarlo después de probar satisfactoriamente su derecho, pagando algunos gastos ocasionados por la captura y mantención. Acudir á la calle... N.°... Faubourg Saint-Germain — tercer piso.»


— ¿Cómo ha sido posible, pregunté, que pueda Vd. saber que el dueño es un marinero perteneciente á un navío maltés?

— No lo , dijo Dupin. No estoy seguro de ello. Aquí tengo, sin embargo, un pequeño trozo de cinta, que por su forma y por su grasienta apariencia, ha sido usado evidentemente para atar una de esas largas colas á que son tan aficionados los marineros. Además, este nudo es uno de los que pocos marineros saben hacer, y es peculiar á los malteses. Recogi esta cinta en lo bajo de la cadena del pararrayos. No puede haber pertenecido á ninguna de las asesinadas.

«Ahora, si después de todo, equivocado en mi inducción acerca de esta cinta (que el francés es un marinero perteneciente á un buque maltés), no he cometido ningún mal diciendo lo que he dicho en el aviso. Si me