Página:Novelas y Cuentos de Edgar Allan Poe (1884).djvu/168

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
154
EDGAR POE. — NOVELAS Y CUENTOS

semejante. Pôdian imaginar un modo — muchos modos — y un motivo — muchos motivos; y porque no era imposible que alguno de esos numerosos modos y motivos, existiera en el caso presente, han dado por supuesto que uno de ellos existía. Pero la facilidad con que fueron concebidas esas imaginativas y la verdadera plausibilidad que asumía cada una, debía haber sido tomada más bien como una indicación de las dificultades, que de las facilidades á elucidar. He observado en otra ocasión, que son las proininencias en el plano de lo ordinario las que hacen perder su camino á la razón, al menos, en su investigación de la verdad; y que la pregunta necesaria en casos como este, es no tanto: ¿Qué ha ocurrido? como ¿Qué ha ocurrido que no haya ocurrido antes? En la indagación en casa de la señora L'Espanaye[1], los agentes de G*** se desalentaron y confundieron por lo poco habitual del hecho cosa que para una inteligencia bien dispuesta, hubiera sido un seguro presagio de éxito; aunque esta misma inteligencia podía haberse desesperado en presencia del carácter ordinario de todo lo que se encuentra en el caso de la joven perfumista, y hablado nada más que de triunfos triviales á los funcionarios de la Prefectura.

En el caso de la señora L'Espanaye y su hija, había, desde el principio de nuestra investigación, seguridad de que un asesinato había sido perpetrado. La idea del suicidio estaba excluida absolutamente. Aquí, igualmente, estamos libres, desde el comienzo, de toda suposición de suicidio. El cuerpo encontrado en la Barrera de Roule, lo ha sido con tales circunstancias, que