Página:Novelas y Cuentos de Edgar Allan Poe (1884).djvu/19

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
3
SU VIDA Y SUS OBRAS

una aristocrática, no más en una república que en una monarquía absoluta ó atemperada. ¿Quién ha sabido responderle perentoriamente? Traigo hoy una nueva leyenda en apoyo de su tesis, agrego un santo nuevo al martirologio; tengo que escribir la historia de uno de esos ilustres desdichados, demasiado rico en poesía y en pasión, que ha venido, después de tantos otros, á hacer en este bajo mundo, el rudo aprendizaje del genio entre las almas inferiores.

¡Qué lamentable tragedia es la vida de Edgar Poe! ¡Su muerte, desenlace horrible cuyo horror es acrecido por la- trivialidad! — De todos los documentos que he leído, resulta para mí, la convicción de que los Estados Unidos no fueron para Poe mas que una vasta prisión, que recorría con la agitación febril de un ser hecho para respirar en un mundo más aromático — mas qué una gran barbarie alumbrada á gas — y que su vida interior, espiritual, de poeta ó hasta de ebrio, no era más que un esfuerzo perpetuo para escapará la influencia de esta atmósfera antipática.¡Desapiadada dictadura, la de la opinión en las sociedades democráticas; no imploréis de ella ni caridad, ni indulgencia! Ni elasticidad cualquiera en la aplicación de sus leyes á los casos múltiples y complejos de la vida moral. Se diría que del amor impío de la libertad ha nacido una tiranía nueva, la tiranía de las bestias, ó zoocracia, que por su insensibilidad feroz se parecen al ídolo de Jaggernaut.—Un biógrafo nos dirá gravemente [1]:—tiene

  1. No debe extrañarse que esto mismo haya aparecido á la cabeza de una traducción española de algunas de las obras de Poe, firmado por D. E. Cano y Cueto, quien, con una desvergüenza notable, se ha apropiado de esa manera los bellos pensamientos del malogrado Baudelaire.—(N, del T.)