Página:Obras poéticas de Campoamor.djvu/20

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
12

como el placer que se siente
contando cuitas de amor.

 En prueba de mi ternura,
para aliviar mis dolores,
toma esta lágrima pura,
á ver si una vez natura
me da por lágrimas flores.

 Mas si nacieran así,
fuera, segun la abundancia
con que salieron de mí,
todo un pensil la distancia
que media desde ella á tí.

 Y así su són los ambientes
te den, y el abril sus galas,
ruido las mansas corrientes,
oro las rubias zagalas,
plata las serenas fuentes.

 Y al valle tu olor prestando,
con muelle calma estés viendo
cruzar por el aire blando,
ya las tórtolas gimiendo,
ya las alondras cantando.

 —Y adios; que turbio ilumina
el vespertino arrebol;
déjame, flor peregrina,
que trasponga esa colina,
antes que ese monte el sol.