Página:Observaciones sobre la familia natural de las plantas aparasoladas (Umbelliferae).pdf/42

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
40

pronto eché de ver en la enseñanza publica que era mas perjudicial que util, pues los discipulos tropezaban en ella siempre que se les presentaba alguna planta, que teniendo las notas de la seccion no pertenecia sin embargo á ninguno de los generos en ella colocados; y esto sucedia á pesar de estar intruidos por la teoria de la familia del valor que debia darse á la vellosidad y armadura del fruto. Por eso la modifique en el systema que formé en 1821. y en el prologo (pag. 53.) dixe refiriéndome á este mismo objeto; "Las secciones primarias aunque fundadas en el fruto, son bastante diferentes de las del anterior, y me persuado que evitaran algunas equivocaciones y dudas á que daban margen las de este, y con especialidad las secciones de semillas armadas ó vestidas sin pico... Con efecto la presencia ó ausencia del vello no siempre da notas genericas, como entre otros varios lo prueban hasta la evidencia los generos Ammi, Hydrocotyle, Athamantha, y acaso tambien el Pimpinella. Por eso he procurado circunscribir este caracter, y aun con cierta modificación á la subdivisión 3. de la sección 8. h." es decir empleandolo solo en cinco generos. De estos debe excluirse desde luego el Eriocalia, porque ciertamente bastan para distinguirlo de todos las notas sobresalientes del ovario uniovulado, y la ausencia de la corola, y aun suponiendo que reunamos el Oliveria, al Libanotis, y el Bubon al Tragium, no por eso dejara de ser cierto que la nota que en dichos dos generos ofrece el vello es constante, puesto que se encuentra en todas sus especies. Pero aun suponiendo que deba desecharse esta nota por superflua en dichos dos generos, me parece que admitiendo alguna vez como caracter generico los aguijones, que son prolongaciones del texido celular, no sera estraño nos veamos en alguna ocasion en la necesidad de admitir también las cerdas, pelos y vello que son igualmente prolongaciones, aunque menos duras, del mismo organo. Con efecto el mismo Koch admite los pelos cerdosos como nota generica en el genero Daucus, Caucalis, Platysmermum, y Orlaya; y aunque no los admitiera jamas, la naturaleza los reune en el genero Torilis, como lo prueba la serie de sus especies, entre las quales debe contarse ciertamente la planta llamada por Linneo Scandix trichosperma, cuyo fruto está cubierto de pelos largos y no de aguijones como el Torilis Anthriscus. Asi pues me parece quedaremos convenidos en el principio si en vez del adverbio nunquam se pone el de rarissimé, ó sino que substituya en su lugar lo que