Página:Pensamientos (Rousseau) - Tomo II.djvu/137

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
(133)

muerte no podria acordarme de lo que he sido durante mi vida, sin acordarme tambien de lo que he sentido, y por consiguiente de lo que he hecho; y no dudo de que esta memoria constituya un dia la felicidad de los buenos y el tormento de los malos. En la tierra mil ardientes pasiones absorven el sentimiento interno y acallan los remordimientos. Las humillaciones y las desgracias que trae consigo el ejercicio de las virtudes impiden sentir todo su encanto. Pero cuando libres de las ilusiones que nos causan el cuerpo y los sentidos, gocemos de la contemplacion del Ser Supremo y de las eternas verdades de que es el manantial; cuando la belleza del órden embargue todas las potencias de nuestra alma, y cuando nos ocupemos únicamente en comparar lo que hemos hecho con lo que hemos debido hacer, entónces la voz de la conciencia recobrará su fuerza y poderio, entónces la voluntad pura que nace del contento de sí mismo, y el amargo dolor de haberse envilecido, distinguirán con sentimientos inagotables la suerte que cada uno se haya preparado.

 Cuanto mas me recojo dentro de mí mismo, cuanto mas me examino, mas claramente leo