Página:Pensamientos (Rousseau) - Tomo II.djvu/142

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
(138)

aquel cuyas necesidades son superiores á la fuerza, aunque sea un elefante, un leon, aunque sea un conquistador, un héroe, aunque fuese un Dios (si cabe esplicarse asi), es un ser débil. El ángel rebelde que desconoció su naturaleza, era mas débil que el feliz mortal que segun la suya vive en paz. El hombre es demasiado fuerte cuando se contenta con ser lo que es, y demasiado débil cuando quiere elevarse sobre la humanidad. No os figureis que estendiendo vuestras facultades estendeis vuestras fuerzas; por el contrario, las disminuís si vuestro orgullo se estiende mas que ellas. Midamos el radio de nuestra esfera, y permanezcamos en el centro como la araña en medio de su tela: serémos siempre suficientes á nosotros mismos, y no tendrémos que quejarnos de nuestra debilidad, porque jamas la sentirémos.


SABIDURÍA HUMANA.


 El defecto grande de la sabiduria humana, aun de aquella que solo tiene por objeto la virtud, es un esceso de confianza que nos hace juzgar de lo futuro por lo pre-