Página:Pensamientos (Rousseau) - Tomo II.djvu/151

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


cion aun mas laboriosa: trabaja hasta la muerte, corre á ella para ponerse en estado de vivir, ó renuncia á la vida para adquirir la inmortalidad. Hace su corte á los grandes á quienes aborrece, á los ricos que desprecia; nada perdona para obtener el honor de servirlos; hace alarde orgullosamente de su bajeza y de su proteccion, y ufano de su esclavitud, habla con desprecio de los que no tienen el honor de participar de ella. ¡Que espectáculo seria para un Caribe ver los penosos y envidiados trabajos de un ministro europeo! ¡Cuantas muertes crueles no preferiria este indolente selvage al horror de semejante vida, que muchas veces si aun es endulzada por el placer de hacer el bien!

 El selvage vive dentro de sí: el hombre social vive fuera, no saber vivir sino en las opiniones de los otros; saca de su solo juicio, por decirlo asi, el sentimiento de su propia existencia. De aquí viene que preguntando siempre lo que oimos á los demas, y no atreviendonos jamas á preguntarnos sobre esto á nosotros mismos, en medio de tanta filosofía, de humanidad, de civilizacion, y de máximas sublimes, solo tenemos un esterior engañoso y frívolo,