Página:Pensamientos (Rousseau) - Tomo II.djvu/154

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


frutas ó de granos, aunque uno y otro pudiesen mantenerse muy bien con el alimento que desprecian, si se determinasen á probar de ello. Asi los hombres disolutos se abandonan á escesos que les causan enfermedades y la muerte; porque el espíritu deprava los sentidos, y la voluntad habla todavía cuando se calla la naturaleza.

 Todo animal tiene ideas, pues que tiene sentidos; y aun combina sus ideas hasta cierto punto, y el hombre respecto á esto difiere mas ó menos del bruto. Algunos filósofos han añadido que hay mas diferencia de tal á tal hombre que de tal hombre á tal bruto; no es pues tanto el entendimiento el que hace entre los animales la distincion específica del hombre, cuando su cualidad de agente libre. La naturaleza manda á todo animal, y el bruto obedece. El hombre esperimienta la misma impresion, pero se reconoce libre de consentir ó resistir; en la confianza de esta libertad es sobre todo en lo que se manifiesta la espiritualidad de su alma: porque la física en cierto modo esplica el mecanismo de los sentidos, y la formacion de las ideas; pero en la potencia de querer, ó mas bien de elegir, y en el