Página:Pensamientos (Rousseau) - Tomo II.djvu/155

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


sentimiento de esta potencia, no se hallan mas que actos puramente espirituales, de los que nada puede explicarse por las leyes de la mecánica.

 Pero aun cuando las dificultades que rodean todas estas cuestiones diesen márgen á disputar sobre esta diferencia del hombre al animal, hay otra cualidad muy específica que les distingue, y sobre todo la cual no cabe disputa, y que es la facultad de perfeccionarse; facultad que, á favor de las circunstancias, desenvuelve sucesivamente todas las demas, y reside entre nosotros, tanto en la especie cuanto en el individuo; en vez de que un animal es al cabo de algunos meses lo que será toda su vida, y su especie al cabo de mil años lo que ella era en el primero de estos mil años. ¿Por que solo el hombre está sujeto á hacerse imbécil? ¿No es esto volver á su estado primitivo, y que mientras el bruto que nada ha adquirido, y que de consiguiente tampoco tiene nada que perder, permanece siempre con su instinto, el hombre volviendo á perder por la vejez ó por otros accidentes todo lo que le habia hecho adquirir la perfectibilidad, vuelve á caer asi en un estado inferior al del bruto mismo?