Página:Pensamientos (Rousseau) - Tomo II.djvu/87

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
(83)

como un tejido de fábulas cuya moral es muy apropiada al corazon humano.


NOVELAS.


 En las grandes ciudades se necesitan espectáculos, en los pueblos corrompidos novelas.

 Estas son quizá la última instruccion que queda por dar á un pueblo bastante depravado, para que toda otra le sea inútil. Seria pues muy á propósito que la composicion de esta especie de libros no se fiase sino á gentes honradas pero sensibles, cuyo corazon se pintase en sus escritos, y á autores que no fuesen superiores á las flaquezas de la humanidad, que no mostrasen de un golpe la virtud en el Cielo, fuera del alcance de los hombres, sino que se la hiciesen amar pintandola desde luego menos austera, y despues, desde el seno del vicio les supiesen conducir á ella insensiblemente.

 Oimos quejarse de que las novelas trastornan las cabezas; yo lo creo muy bien: mostrando á los que las leen los pretendidos encantos de un estado que no es el suyo, les