Página:Platón - La República (1805), Tomo 1.djvu/53

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
XLVII

su maestro por su brutalidad y por sus infames pasiones; lo primero que hizo por un efecto de resentimiento suyo, fué prohibirle la instruccion pública de la juventud, y por este medio impedirle que inspirase á los atenienses el amor á la sabiduría y á la virtud, que hubiera infaliblemente perjudicado á sus malvado proyectos; pero Sócrates sin aterrarse con la prohibicion de este tirano, y despreciando las órdenes de estos magistrados, establecidos no solo contra las leyes naturales, sino tambien contra las del Estado, persistió con una firmeza sin exemplo en medio de los asesinatos y execuciones públicas, á sostener los privilegios de la humanidad, y á exortar á sus conciudadanos á hacer esfuerzos nuevos para recobrar su antigua virtud y libertad. Por mas que expuso repetidas veces su vida para oponerse á la tiranía, con todo sus enemigos tomaron ocasion de que Cricias habia sido su discípulo, para insinuar en el ánimo del pueblo tan absurda como falsamente, que el carácter bárbaro y sanguinario de este tirano era efecto de las instrucciones de Sócrates. Sin embargo,