Página:Poesías (A. Berro).djvu/32

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 24 —

y al apagarse los fuegos enemigos, se dejó ver sobre el campo de batalla un monstruo diforme, acabada personificacion de una literatura nacida en medio de los vivaques y nutrida con la cólera de los combatientes: fenómeno descomunal, sirviéndonos de la imágen de un poéta muy distinguido, que si pudiera convertirse en ente animado, sería adecuado protagonista de la epopeya de otro Milton. [1]

Literatura escepcional, transitoria, hija de la resistencia que debia estinguirse con ella en todo lo que tenia de violenta y exagerada.

Muy temprano apareció en las orillas del Plata el espíritu innovador; cuando recien acababa Victor Hugo de dar á la escena su primer drama —Hernani— ya publicaba D. Estevan Echeverria sus Consuelos. El momento era oportuno. La guerra de la independencia habia terminado; y despojadas nuestras liras de la pasion guerrera que las ennoblecia y nacionalizaba, necesitaban armonizar su entonacion con el estado de nuestro pueblo, que apuraba el caliz de la desgracia y estaba menesteroso de doctrina y de verdad.

El libro del Sr. Echeverria abrió una nueva época; es el punto en que se separa de nosotros el arte antiguo, para dar plaza al arte de nuestro dia: se esconde de nuestra vista la poesia pueril, mero objeto de pasatiempo y solaz, abdican su imperio las sensuales deidades del paganismo, y raya

  1. Maury: autor de la Espagne Poétique.