Página:Precauciones que deben tomarse en caso de una epidemia de cólera.pdf/24

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 25 —

lugares que se le señalaren. De cada una de estas comisiones formarian parte uno o dos médicos, segun la poblacion i las necesidades, para que constatasen los casos i prestaran su asistencia a los coléricos.

Estas juntas o comisiones se encargarian de llevar la estadística de los casos habidos, ante ellos se harian las declaraciones de los atacados, suministrarian los medicamentos o materias desinfectantes i cuidarian de atender a todas las necesidades que reclame la epidemia. En una palabra, desempeñarian las funciones que en Francia, en casos tales, tienen los maires i la administracion municipal.

Una de las primeras de nuestras atenciones debe dirijirse al aseo de las casas, a la limpieza de nuestras fatales acequias i a queniar las basuras que se estraen de las casas i calles i que de ordinario depositamos en las cuencas de los rios que corren a inmediacion de las ciudades.

Una reforma que se impone cada vez mas, en Santiago, dada la putrefaccion de las acequias, es la de que todos los lugares de descanso tengan su respectivo sifon, para impedir la salida de gases, i en tiempo de cólera, para evitar el contajio. Las deyecciones de los coléricos son las que contienen el jérmen contajioso de la enfermedad; i si los lugares son abiertos en el fondo, claro esta que la propagacion se hará con toda facilidad. Por este motivo es que la jeneralidad de los hijienistas aconsejan sentarse en vasos cerrados.