Página:R.E.-Tomo III-Nro.10-Id.09.djvu/6

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
343
BOLETIN BIBLIOGRÁFICO

dos en diversos puntos del positivismo de Comte, son hijos de su doctrina y de sus tendencias. Después de este trabajo crítico, que era indispensable para afirmar la posibilidad y la legitimidad de la filosofía, entra el autor en materia, exponiendo la noción de la ciencia, y trata en los dos capítulos siguientes de sus condiciones y de su división, dedicando los tres últimos de la obra al estudio de la noción de la filosofía, y así mismo de sus condiciones y de su división; todas estas materias están expuestas de un modo, por decirlo así, extemo y por un procedimiento analítico para que sirvan de prolegómenos á la metafísica, que es el estudio sintético de la ciencia, ó lo que es lo mismo, la exposición sistemática de los principios y de sus deducciones ó consecuencias necesarias. Como no podríamos examinar á fondo en esta breve noticia las doctrinas del autor, nos contentaremos con lo que se deja dicho, reservando nuestro juicio para cuando nos dediquemos con más espacio á exponer el estado actual de la filosofía en las naciones de Europa.

L'Imagination ses bienfaits et ses égarements sur tout, dans le domaine du merveilleux, par J. Tissot, Professeur de Philosophie, Doyen de la Faculté de Lettres de Dijon. París, Didier et Cie. 1868. Prix: 7 fr. 50 cs.

La obra, de que vamos á dar una breve noticia, no es sólo el estudio psicológico de una de las facultades más importantes del alma humana, sino que tiene un interés, por decirlo así, histórico, como se verá por lo que luego diremos. El primer libro, de los cuatro en que la obra se divide, trata de la imaginación considerada en sí misma y en su objeto, para lo cual el autor examina primero su naturaleza y el papel que esta facultad desempeña en la formación del pensamiento y en las determinaciones de la vida, ocupándose después de la parte que toma en la expresión del pensamiento mismo; y por último, de la que se le debe asignar, considerándola como elemento del progreso y de la civilización. En todo este libro se examinan las funciones normales de la imaginación, y por lo tanto se manifiestan sus beneficios. En el segundo, que trata de la imaginación en las pasiones, se exponen los extravíos á que conduce, y sus funestos resultados, para lo cual el autor estudia la pasión en general, y examina sus relaciones con la locura, después de lo cual analiza la manera con que la imaginación influye en las pasiones, cómo obra en la locura, cómo llega hasta á producir el suicidio, poniendo fin á este libro con un paralelo entre la pasión, la inmoralidad y la locura. Los fenómenos de la imaginación en el sueño y en estados análogos, forman la materia del libro tercero, que empieza por un estudio del sueño y de la vigilia, dedicándose después un largo capítulo al examen del sonambulismo y de sus diferentes especies; en los dos últimos capítulos de este libro tercero se estudia cómo obra la imaginación en la interpretación de los fenómenos cósmicos, y cómo se produce el realismo en las ciencias, y especialmente en la Metafísica.

Aunque son de grandísimo interés todos los asuntos que se tratan en los libros anteriores, lo tiene sin duda muy superior el que es materia del cuarto, que ocupa las dos terceras partes del Volumen, que tiene por objeto lo maravi-