Página:Reusmann paginas inmortales.djvu/53

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida

19 LA OFRENDA DE LA VIUDA

pediLi(;11 ante rnsg-0 de civismo tan admirable, ar- gu_\'e:

—Se1'10rn, 1'eL-ulerde Vd. que sus deberes de madre deben hacerla menos prédiga de SIIS esCaSOS bienes que constituyen toda su fortuna y la de sus hijos. . .


«Le ruego Corone], no me coninnda con la gente mercenaria...» D13. 1))-: FORTU.\'\'.

—Eso no!—rep1ica a1bor0zada.—I\Iis 11ijos, mis bienes, mi persona, todo pertenece 21 la Pafria, todo lo debé :3 ella y todo lo sacrificaré gustosa por su felicidad y por su glorial

El Coronel Balcarce vencido por tan patriética solicitud, nada encontré que decir, siné aceptar.

Los ojos de la generosa mujer brillaron de ale- gria. al ver satisfechos sus deseos, y ‘asi tuvo la dul- ce satisfaccién de transportar gratuitamente e1 ejér- cito argentino hasta la siguiente posta, a1 frente de sus hijos y de la peonada.

Cuén grato es al corazén recordar el nombre de Dofia Lorenza Luna para que é1 quede consignado en honor y gloria de las generaciones venideras!